Cada domingo tu bandeja de entrada se llevará una alegría

LSN114

Mañana me divorcio del miedo

Te hablo hoy de productos digitales en manos de desarrolladores.

Parto de la base de que todos tenemos una idea.

Una BUENA idea.

Queremos sacarla adelante.

Compramos rotus de colores, pizarras, libretas.

Poseemos el conocimiento para arrancar de unas líneas de código algo espectacular.

Algo falla.

Mañana, miedo

Si dejo para mañana algo que puedo hacer hoy estoy anunciando lo previsible: que no lo haré.

"Falta de tiempo" es el motivo más generalizado.

Luego siguen la familia, el trabajo, las obligaciones...

Continuamos por el cansancio, la pereza.

Y luego llega la estrella: el miedo.

El miedo es como la despensa que nadie enseña cuando luce una casa.

Es lo que habita en la puerta de la habitación secreta de la casa de Mónica en Friends.

Miedo es una palabra negativa. Fea como un frigorífico por detrás.

Paraliza, asusta, perturba, envejece...

Sueños y certezas

Quiero hacer un producto digital.

Algo que me haga rico y me haga trabajar poco.

Que el trabajo sea un dulce recreo.

Soñar es lo fácil. Ahora hay que materializar el sueño en el día a día.

Partamos de algunas certezas.

El andamio al que me quiero agarrar cuando nada me sostenga.

  • El producto debe tener el software como una parte importante del mismo.
  • Me gustaría que el código fuera open source.
  • Quiero ofrecer una parte gratuita, otra, más sustanciosa, de pago.
  • No es un proyecto basado en contenido (ya tengo https://premium.danielprimo.io)
  • No voy a usar una tecnología que desconozca, el reto será automatizar y testear desde el comienzo.

No me quiero detener mucho en esto.

(Para no crear más dudas.)

Es una lista que no aparece de un día para otro.

Más bien es como un huerto, al que vas regando hasta que lo tienes lleno de berenjenas.

(La cosa es que tu plantaste calabacines.)

Las dudas

Quizás te parezca una tontería, pero algo que me asalta en cada ocasión que quiero montar algo en internet es lo siguiente:

Los datos se van a perder.

Verás, hace muchos años tenía un blog, 5lineas.

Un día la base de datos se corrompió.

Terrible.

Los de DreamHost dijeron que fue un ataque. A saber.

Este miedo está vencido, pero sigue latente.

A partir de aquí otras dudas más realistas son estas.

Sólo o en compañía

Durante muchos años pensé que sería incapaz de lanzar algo de verdad en solitario.

No era una cuestión de falta de capacidad. Era el miedo que me hacía cómodo.

Si se cae algo, si se rompe una cosa, somos al menos un equipo (aunque sea de dos personas) para sostenerlo. La cara colorada no va a ser solo la mía.

Nada.

No vale.

Los retos de trabajar con varias personas en un proyecto incipiente son mucho mayores que esa presunta seguridad.

Hay que asumir roles claros, repartir responsabilidades y hablar.

Mucho.

Hasta quedarte seco.

Porque, aunque las ideas sean comunes y los propósitos sean de equipo, los integrantes tienen cada uno su razón. Una forma propia de verlo, de entender lo que se está haciendo. Que consideran que es la "de sentido común".

Cada uno tiene su guerra.

Si algo he aprendido en este año con la Zona Premium es que los proyectos digitales son "blanditos".

Son más endebles que la arcilla.

Se moldean con el tiempo, las preguntas, las respuestas y las malas noches de verano.

En solitario, un reto. En grupo, multiplícalo por el número de personas.

Vender antes de tener precio

A mi la palabra marketing me daba alergia.

Más bien, rebuznaba.

Porque me imaginaba a un señor con sombrero vaquero queriéndome vender la burra donde iba sentado. Y la burra no se movía.

Tampoco somos los mejores vendiéndonos los que nos dedicamos al desarrollo y la programación.

Mejoramos. Si. Pero hay que seguir haciendo camino.

Vender es una cosa muy seria, pero, igual que con el código, se empieza por lo más fácil.

  • Crear expectativas.
  • Contar TODO lo que estás haciendo.
  • Forjar una comunidad en torno a una persona o concepto.
  • Hacer partícipes a los demás del progreso.
  • Compartir éxitos y fracasos.

Es una lata, lo sé.

Son microtareas aparentemente inútiles.

Nadie te hará caso al principio. Pensarás que echas todo en saco roto. Querrás abandonar.

¡No lo hagas!

Aunque no te lo creas siempre hay alguien que te está leyendo. Aunque no diga ni papa. Hay que confiar en la constancia.

Todos estos pasos deberías tenerlos planificados.

Adelantarte a los hitos técnicos contando lo que estás a punto de conseguir.

  1. Habla de lo que vas a conseguir.

  2. Cuéntalo.

  3. Habla de lo que has conseguido.

El pozo sin fondo

He dicho antes. Tienes una BUENA idea.

"Hay que lograr darle forma."

Esa frase de arriba.

Justo la de dos líneas más arriba, la de la forma.

Es un pozo sin fondo.

Será un sumidero de tiempo. Querrá más y más.

Nunca vas a saber si la idea es realmente buena hasta que no la pongas en práctica.

Igual que no sabes si el chico / la chica que te gusta te corresponde si no "pides de salir".

Tengo una idea. Es sobre la forma de consumir podcasts.

"Estoy dándole forma".

Esto lo dije en una terraza en una playa de Galicia en 2016.

La que si está en forma es la idea. Porque siempre que me acerco, se escapa corriendo a toda velocidad.

Mañana tampoco me divorciaré del miedo

Pero estaré un poco más cerca de romper mi relación con el.

Sabes que me gusta acabar siempre con la "solución".

Hoy no es el caso.

No la tengo.

Espero poder darte algo de luz en unos meses.

Hay otras cuestiones que no menciono, que seguro que a ti te preocupan más o consideras más importantes.

La financiación (empezamos con lo puesto), el tiempo disponible (es sabido que siempre es poco), pensar en pequeño, el síndrome del impostor, la falta de autoestima...

Me gustaría conocerlas.

Algunos ejemplos

Hay muchos más, cada uno sigue unos.

Parecen personas que si consiguieron romper con esos temores. No son pocos.

Estos son algunos de los míos, te los digo de memoria: TailwindUI, Podstatus, Tinkerwell, Maizzle, SiteSauce, Directus, Footers, Factura Directa...

El penúltimo renglón

Una lista de entrevistas que hemos hecho en Web Reactiva a personas que están detrás de productos digitales de software.

Van a seguir llegando más en las próximas semanas.

¡Nos leemos el próximo domingo!

PD: Otra WordCamp más. Si tienes que ver una, que sea la entrevista con el creador de WordPress. Y, luego ya, si quieres, la mía sobre secretitos.

Habla con Robotito Niusleta!