Cada domingo tu bandeja de entrada se llevará una alegría

LSN143

Picar código en el tiempo libre, ¿placer, vicio o necesidad?

Juan Calvo hacía una pregunta genial en linkedin el otro día:

¿Es obligatorio formarse en tiempo libre
para ser buen programador?

El tiempo libre está para usarlo como quieras.

Se da por hecho que una sociedad es mas avanzada a la par que se incrementa el tiempo de placer del que disfrutan sus individuos.

Cada vez estamos más dispuestos a gastar dinero en ocio, aunque ahora nos sea más difícil por la pandemia. Surgen actividades a troche y moche, desde el sofá de casa hasta en las montañas más lejanas.

Lo malo es tener lo que deseas: ¿Cómo organizar el tiempo libre?

Debería ser un gatillo para recargar pilas, aumentar el factor de felicidad, sentirte realizado...

Cada persona es diferente y lo logra de una forma.

Hay personas que disfrutan programando.

Se lo pasan bien.

Lo vimos la semana pasada con los twicheros developers. La mayor parte no tiene pinta de estar en horas de oficina cuando enciende la cámara.

(Toma palabro guapo que me he inventado.)

Los tenemos más cerca incluso, entre los suscriptores y también lectores de este newsletter:

Un sábado por la tarde preguntaba a los malandriners si habían picado código durante el fin de semana y muchos asintieron: C#, Java, .NET, Kotlin, CSS, Angular, JS, PHP, bash...

Si te gusta #LaSelectaNewsletter, ¡compártelo en twitter!

Dos líneas para contarte algo que puede interesarte:

En esta comunidad encontrarás buena gente que tiene las mismas preguntas que tú, así que es más fácil encontrar las respuestas.

Además podrás acceder al nuevo curso Crea una API REST artesana con PHP o a la intro de Kotlin para web.

¿Lo hacemos por ser mejores developers?

Si soy honesto te digo que si, aunque no empezara a hacerlo por eso.

(Comencé por vicio.)

La secuencia para mi es clara:

  1. ¿Qué es ser buen programador?
  2. Hacer las cosas bien.
  3. ¿Cómo se hacen bien?
  4. Con práctica y experiencia.
  5. ¿Cómo se gana esa experiencia?
  6. Dedicando tiempo.

Todos los caminos llevan a Roma.

(Por cierto, gran sitio el Imperio romano para disfrutar del ocio eterno, esa gente si sabía montar una fiesta).

El tiempo. Dichoso tiempo.

Eso que se escapa entre las manos y solo te das cuenta cuando miras al calendario.

¡Ya estamos a 29!

Esa sensación de cronómetro que nunca va a favor nuestro es la que genera la sensación de agobio.

Multiplicada por el factor tecnológico del desarrollo y la programación,

La rueda que nunca para.

Cada día algo nuevo para aprender. Una línea más de código que se te queda obsoleta. Una característica que desconoces. Una mejora que no aplicas...

¡No! ¡No! ¡No!

Recuerda: el tiempo libre es el gatillo de la felicidad.

Busquemos algunas alternativas para no sentirse en deuda, desfasado constantemente o convertir la oblicación en una condena.

Actitud autocrítica

José Calvo respondía a su pregunta con un post muy interesante.

El cree que no es necesario dedicar tiempo libre para mejorar como programador.

Decía que tiene mucho valor tener una actitud autocrítica cuando estás dentro de tu horario laboral.

Parar y preguntarse, sin paños calientes.

¿Qué puedo hacer para mejorar esto que tengo delante?

Además con actitud generosa, porque puede que ese pedazo de código no sea tuyo.

O sea de tu antiguo yo, de aquel que no se hacía esas preguntas y al que no reconoces mirando esas líneas.

Habrá un deadline, un plazo a cumplir, un límite contra el que trabajamos. Tenemos que aprender a gestionarlo para arañar esos segundos para hacerse esa pregunta.

Y ponerse manos a la obra.

En un entorno laboral quizás sea posible emplear otras prácticas como el Mob Programming (como la programación en parejas pero todos el grupo) o cosas al estilo de los CrazyFridays (todos juntos a desarrollar una característica loca para nuestra aplicación).

Ahí entra el juego de mejorar en comunidad, sin duda, más divertido.

La obligación deseada de mejorar el mundo

Ya sabes que hace mucho tiempo que no voy a una entrevista de trabajo.

Es muy osado por mi parte decir esto, pero lo digo.

¿Alguien dice "programo en mi tiempo libre para ser mejor" en una entrevista?

Pienso que no.

Pero habrá otros hechos que demuestren tu interés por ser mejor.

Afirmo que cada persona tiene una idea para mejorar el mundo. De ahí nacen los inventos.

La diferencia con Marconi o Edison es que nosotros tenemos el poder del código. Creamos cosas geniales en una pantalla, con unas líneas.

Si juntas ambas cosas, la idea y la programación, ya lo tienes: el proyecto personal.

También llamado side project o proyecto paralelo.

Tu propósito para cambiar el mundo se hace realidad.

En ese camino por conseguirlo, aprendes mucho.

Que digo mucho, ¡un huevo!

Te lo aseguro. Adquieres experiencia, te enfrentas a retos reales, tomas decisiones, conoces más recursos...

Este es el punto donde la mejora continua se convierte en una obligación anhelada. Puede ser sofocante, manipular tu realidad para convertir el tiempo de ocio en "otro trabajo".

Es un riesgo, no te lo voy a negar. Pero, ¿cuántos proyectos grandes han nacido de esa obligación?

No todo iba a ser perfecto...

El penúltimo renglón

El cierre del newsletter está abarrotado de personas que hacen cosas en su tiempo libre:

¡Nos leemos el próximo domingo!

PD: Me he quitado de twitch, pero iDevelopThings sigue conectado desde la semana pasada casi sin parar.

Habla con Robotito Niusleta!